sábado, marzo 19

19·03 ~ Día 241 | Parvulario



Hace ya, o solo, 3 días que me di la vuelta y comencé a andar rumbo a casa. Tú me pediste que siguiera caminando junto a ti, pero sin darte de nuevo la mano, sin apenas tocarte jamás. Entonces preferí no verte más, y así fue. Giré y no he vuelto la cabeza ni un instante. No quiero saber por dónde seguiste recorriendo, ni cómo, ni con quién. Solo pienso en cómo fue nuestro periplo compartido.


Tengo la sensación de que nunca me quisiste. De que te has quitado un gran peso de encima. De que no te hacía feliz. De que no fuiste sincero conmigo. De que fui tu juguete sin tú saber que estabas jugando. De que jamás me echarás de menos, porque, realmente, jamás viviste la sana certeza de que me tenías. Ahora entiendo tus quejidos, tus incansables dudas sobre este difunto proyecto. Para ti era caminar hacia el barranco. Para mí era volar en las caricias de las nubes.

A veces me arrepiento de haber sido tan dichoso a tu lado. De haber sentido lo que sentí teniéndote a ti de acompañante. Me gustaría haberlo compartido con alguien que de verdad hubiera estado sintiendo lo mismo que yo.

Qué fácil te ha sido pegar carpetazo, ¿verdad? Lo que pensaba mi lotería se volvió el más hilarante timo. Todo te entregué y sin nada me dejas. Te vas orondo de mí y vacío me clavas en tu más honda ciénaga como vieja estaca astillada, reliquia del pasado en tu nueva edad de hierro.

Eres propietario de cada una de las piezas de mi puzzle, y con ellas me bailas cada día mío. Sin que nadie te diera permiso, quemaste mis quehaceres con tu mirada de zorro caprichoso, maldito egoísta, usurpador de personalidades prematuras, y ahora solo me queda bajar la cabeza con cada paso, vencido, intentando no encontrarte en las baldosas que piso. Solo me queda entender mi derrota. Clavar mi rodilla y esperar tu siguiente hostia, en las mejillas de mi pobre alma ya asustada.... y seguir recordándote.

Gracias por enseñarme que la vida es maravillosa por gente como yo.

Feliz mediocridad.


Más de mí en donnormal @ hotmail . com

jueves, marzo 10

10·03 ~ Día 232 | 10 / 2 = 5


Ya está, me aburrí de tanto amar.

La vida es tan hermosa... y el DRAE también:

Amor
(Del lat. amor, -oris)

1. m. Sentimiento intenso del ser humano que, partiendo de su propia insuficiencia, necesita y busca el encuentro y unión con otro ser.

2. m. Sentimiento hacia otra persona que naturalmente nos atrae y que, procurando reciprocidad en el deseo de unión, nos completa, alegra y da energía para convivir, comunicarnos y crear.

El amor agota, ¿verdad? ... Que se lo digan a Eco, que murió agotada de repetir el nombre de su beloved Narciso... mientras él se miraba en la laguna en la que después caería encontrando la muerte.

Ser es un mosaico enorme... donde el amor es el barniz que lo hace brillar.


Llevo cinco meses con agujeros en los calcetines. Cinco meses metiendo primero los codos y después la cabeza en cada camiseta que me pongo. Cinco meses sin pasado, solo con el pretérito imperfecto del subjuntivo. Cinco meses bebiendo tang de naranja. Cinco meses huyendo del fuego. Cinco meses ejerciendo de parvo.

Quierote... soy así... y sí, es castellano antiguo.


Más de mí en donnormal @ hotmail . com

miércoles, marzo 9

09·03 ~ Día 231 | Con la barbilla en el alféizar...


...sintiendo el helor de mi carne muerta sobre el cinc más que vivo... pensando en alquimia enamorada de la aleatoriedad, en baldosas de oro y cielos rosas, reflejo satírico del rojizo latido que me encaró a ti. ¿Pero esto no era Oz?

Los kilómetros se recorren.


Más de mí en donnormal @ hotmail . com